Ayudas públicas 2020

Desde Lominchar Comunitario te ayudamos en la búsqueda de ayudas públicas 2020

Te mostramos todas las ayudas, prestaciones y subsidios que puedes solicitar en el SEPE y Seguridad Social en 2020

AYUDAS POR DESEMPLEO

Subsidio extraordinario por fin de contrato temporal

Subsidio para empleados de hogar afectados por la crisis del coronavirus

Prestación extraordinaria para artistas

Subsidio para mayores de 52

Prestación contributiva por desempleo

Subsidio por cotización insuficiente

Subsidio de ayuda familiar

Subsidio para mayores de 45

Subsidio Extraordinario por Desempleo(SED)

Renta Activa de Inserción (RAI)

Subsidio para emigrantes retornados

Subsidio para liberados de prisión

Subsidio por revisión de incapacidad

Retorno voluntario

Subsidio agrario

Renta agraria

Plan PREPARA (*)

Programa de Activación para el Empleo (PAE)

Bonificaciones a la contratación de desempleados de larga duración

AYUDAS PARA AUTÓNOMOS

Ayudas para autónomos afectados en la crisis del coronavirus

Prestación por cese de actividad

Tarifa plana de autónomos

Capitalización del paro

Alta en autónomos mientras se cobra el paro

Portal de autónomos en “Empléate”

Bonificaciones y reducciones en cuotas de la Seguridad Social de autónomos

AYUDAS PARA EMPRENDEDORES

Ayudas y recursos públicos para emprendedores y autoempleo

Pago único del paro

Tarifa plana para emprendedores

AYUDAS A LA FAMILIA

Ayudas a familias numerosas

Ayudas por hijo a cargo

Ayudas a la familia en general

AYUDAS PARA JÓVENES

Contrato para la formación y el aprendizaje

Contrato en prácticas

Garantía juvenil

Formación Profesional Dual

AYUDAS PARA VIVIENDA

Ayudas para el alquiler de vivienda 2020 en cada Comunidad Autónoma

AYUDAS POR DISCAPACIDAD

Renta Activa de Inserción

Bonificaciones de la Seguridad Social a trabajadores con discapacidad

Centros especiales de empleo

Bonificaciones por la contratación de trabajadores con discapacidad

AYUDAS VIOLENCIA DE GÉNERO

Renta activa de Inserción (RAI)

Ayuda de pago único

Rentas de inserción de CLM

Ingreso mínimo de solidaridad Castilla la Mancha.

Ingreso Mínimo Vital (IMV)

Otras ayudas para colectivos

Ayudas para emigrantes retornados a España

Ayudas para reinserción

Ayudas para familias numerosas

Ayudas para desempleados de larga duración

Vivienda

Moratoria de hipotecas y préstamos personales


¿Dónde se pide? En el banco.
¿Tiempo en vigor? Desde el 18 de marzo hasta el 29 de septiembre.
Se puede pedir para la vivienda habitual, la vivienda en alquiler que haya dejado de cobrar la renta y para los inmuebles donde se desarrollen las tareas profesionales de autónomos o esté ubicada la empresa. Deben cumplir todas y cada una de estas condiciones:
Haber perdido el empleo o, en el caso de empresarios y autónomos, haber sufrido una pérdida sustancial en sus ingresos o ventas (al menos de un 40%).
Que el pago de la hipoteca y los suministros básicos suponga el 35% o más de los ingresos netos de la unidad familiar.
Que el esfuerzo para el pago de la hipoteca haya crecido, esto es, que se haya multiplicado por 1,3 ese porcentaje de los ingresos destinados a la cuota.
Que los ingresos de la unidad familiar en el mes anterior a la solicitud no superen:
Tres veces el IPREM (1.613,52 euros). Cuatro veces en caso de que la familia cuente con algún miembro con discapacidad, dependiente o incapacitado. Cinco veces si el deudor es discapacitado físico de al menos un 65%, o mental de un 33%, o en casos de enfermedad grave que no permitan trabajar a la persona afectada o a su cuidador.
Estas cantidades se incrementarán 0,1 veces el IPREM (53,78€) por cada mayor de 65 años y por cada hijo (0,15 veces –80,68€– en familias monoparentales).

Las mismas condiciones permiten pedir una moratoria para préstamos personales.
El 27 de mayo, un decreto ley abrió la puerta a que quienes no cumplen con estos requisitos puedan optar a moratorias ordinarias con aquellas entidades bancarias que se adhieran a un acuerdo marco de las asociaciones a las que pertenecen. Así, si así lo aprueban, los bancos
podrán aplicar moratorias a las cuotas de cualquier préstamo, que se podrán devolver ya sea subiendo los pagos posteriores o aumentando el plazo de vencimiento. No podrán pedir más garantías a los clientes que las establecidas en el contrato original, ni modificar el tipo de interés o añadir gastos o comisiones (excepto si el interés es 0) ni comercializar junto a ellas otro tipo de productos o servicios. Además, están obligadas a comunicar al Banco de España los datos de las moratorias aprobadas.
En paralelo, tanto para moratorias para personas vulnerables establecidas por Decreto Ley como para estas moratorias convencionales, se permite formalizar las escrituras de forma presencial. Y no se pagarán impuestos por actos jurídicos documentados.


Moratoria alquileres


¿Dónde se pide? Al casero en el caso de que se negocie una quita o aplazamiento.
¿Hasta cuándo se puede pedir?
Hasta el 30 de septiembre, según la última modificación de la norma.
Aplica a las personas que cumplan todas estas condiciones en su vivienda habitual:
Que ninguna de las personas que componen la unidad familiar sea propietaria o tenga en usufructo una vivienda en España, excepto si se ha heredado una parte o no se puede disponer de la misma por separación o divorcio o la casa no sea accesible para una persona discapacitada.
Que el responsable de pagar el alquiler se quede en paro, le hayan aplicado un ERTE o haya sufrido una “pérdida sustancial de ingresos”.

Que los ingresos de la unidad familiar no superen, en el mes anterior a la solicitud: Tres veces el IPREM (1.613,52 euros). Cuatro veces en caso de que la familia cuente con algún miembro con discapacidad, dependiente o incapacitado. Cinco veces si el deudor es discapacitado físico de al menos un 65%, o mental de un 33%, o en casos de enfermedad grave que no le permita trabajar o en casos de enfermedad grave que no permitan trabajar a la persona afectada o a su cuidador.
Estas cantidades se incrementarán 0,1 veces el IPREM (53,78€) por cada mayor de 65 años y por cada hijo (0,15 veces –80,68€– en familias monoparentales).
Que el pago del alquiler y los suministros básicos (electricidad, gas, gasoil para calefacción, agua corriente, telecomunicaciones y pago de la comunidad) supongan el 35% o más de los ingresos netos de la unidad familiar.
Dependiendo del tipo de casero, las medidas son distintas:
En el caso de que se trate de un entidad pública de vivienda o un gran tenedor (titular de más de diez inmuebles urbanos, excluyendo garajes y trasteros, o de una superficie construida de más de 1.500 m2), hay dos opciones: reducción de la mitad del alquiler o aplazamiento del pago del
alquiler desde la siguiente mensualidad a la solicitud.
Ambas medidas se mantendrán durante el estado de alarma o el tiempo durante el que se prorrogue la situación de vulnerabilidad, con un máximo de cuatro meses. En el caso de la moratoria, lo no pagado ahora se devolverá de forma fraccionada durante un mínimo de tres años pero, y esto es importante, siempre dentro del tiempo de duración del contrato.

Desahucios


En el caso de alquileres de personas vulnerables (las condiciones del punto de la moratoria de alquileres) en los que no haya una vivienda alternativa los desahucios se aplazan hasta seis meses desde el fin del estado de alarma. Lo decidirá un juez.


También se han suspendido los desahucios en el caso de impago de hipotecas, una medida que en principio se planteó hasta el 30 de abril.
Además, se ha ampliado hasta 2024 el veto en el caso de personas vulnerables.
Además, se han ampliado las condiciones y supuestos para acceder a las subvenciones por desahucio, que pasan a llamarse ayudas a las víctimas de violencia de género, personas objeto de desahucio de su vivienda habitual, personas sin hogar y otras personas especialmente vulnerables.


Así, incluye también a esos colectivos y elimina el sistema de fondos de vivienda para establecer que en casos de especial vulnerabilidad se concederá una vivienda propiedad de las administraciones públicas o cedida, o incluso privada si se pudiera acceder a ella. Si antes esta ayuda permitía pagar alquileres de un máximo de 400 euros por tres años, ahora es de hasta 600 euros (900 en casos justificados) más 200 euros para el pago de suministro y por cinco años. La ayuda comprenderá, dependiendo de la situación, hasta el 100% de esos gastos.


Eso sí, se aplicará a quienes sean consideradas “personas especialmente vulnerables” por los servicios sociales de las comunidades autónomas y las entidades locales. En todo caso, sus ingresos no podrán superar tres veces el IPREM (1.613,52 euros), cuatro o cinco veces en situaciones especiales. Y serás las comunidades autónomas quienes las pongan en marcha y las
tramiten.


Suministros


Hasta el 30 de septiembre, las empresas no podrán cortar a ningún ciudadano el suministro de luz, agua y gas.
Tanto autónomos como empresas pueden, sin cargos, suspender de forma temporal o modificar sus contratos de suministros (electricidad, gas natural) para adaptarlos a su consumo durante la crisis sanitaria.
El Ministerio para la Transición Ecológica ha habilitado un teléfono específico para atender cualquier problema relativo a los suministros energéticos: 913 146 673

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *